Ilha Grande

Aprovechando el viaje a Rio de Janeiro y que la visita de Jessica a Brasil era de 10 días,  decidimos,  y nos recomendaron, conocer esta pequeña (grande) isla para salirnos un poco de la ciudad y la playa con un fondo de edificios para visitar otra parte del país y aventurarnos en la naturaleza pura.

Desde Monterrey investigamos y planeamos un poco la ida, y por ello me traje la tienda de acampar desde Mty (2kg de peso, tranquilo). Pues era un viaje de bajo presupuesto y queríamos aventurarnos un poco más, y así fue.

Compramos los boletos en autobus durante la semana en Rio, que nos llevaban a una pequeña ciudad, realmente pequeña, en donde salimos en un bote/lancha a la isla.

 

No tome muchas fotos en este viaje, de hecho la mayoría son del celular de Jess, pero les cuento una aventura!

Jajaja, bajamos del muelle en Abraão uno de los puntos más grandes donde quedarte en la isla y donde hablamos investigando de dos spots para acampar, pero había olvidado la dirección entonces por pura memoria fuimos a buscarlos, cargando nuestras mochilas con un buen ‘caloron’. Encontramos uno de ellos después de caminar como unas “5 cuadras” y resulta que sólo recibían a parejas.. mhm… curioso.Y fuimos a buscar el otro, que se me hacia raro no haberlo visto pues recordaba que estaba en la calle principal, frente a la playa donde se encontraba el muelle. Regresamos a esa zona, y sí ahí estaba! jajaja una pequeña puerta que nos llevaba al terreno de campamento. Buenísima ubicación por sólo 90 pesos mxn la noche!

Instalamos la carpa con el super techo improvisado

 y nos fuimos a la playa, disfrutar el día soleado, descansar un rato, refrescarnos y comer/cenar!

 

Deli, deli, deli, deli!!!

El resto del dia lo paseamos por ahí… LA AVENTURA DEL VIAJE, jajaj fue que la primera noche cayo una tormenta tormenta y el techo ¡FALLO!. No tenia unas partes bien estiradas que el agua doblaba la lona y entraba agua por una esquina, por otra esquina se agujero… Me puse las pilas y salí en calzones e impermeable (no tenia tanta ropa, la necesitaba seca) jajajaja y fui a conseguir piedras y a cortar del cordón sobrante para estirar mejor el techo, me tarde fácil unos 20 minutos para estirar unos 2 o 3 puntos y evitar que entrara el agua. Mientras Paulina me ayudaba a sujetar la lona y Jessica ponía un pedazo de bolsa de plástico en el hoyo y en el piso para que no entrara el agua por esa parte. ¡Resolvido! Fue muy chistoso y divertido a decir verdad, hubo otros campistas que tuvieron ligeros problemas, pero nada grave.

El proximo día se arruino la excurción planeada pues era peligroso ir con tanta humedad y no íbamos a disfrutar del esfuerzo, pues había mucha nube. Pero nos fuimos a otra playa en la que tenias que llegar en barco y pasamos ahí el dia 🙂

Al finalizar, llegamos al campamento por un regadreazo y mientras cada quien salía, se hizo chal con la raza viajera joven y se armo la fiesta!!! Cerveza, Vodka barato con frutas exóticas, un juego de cartas y buenas historias.

Nos despedimos de la isla con un buen açaí y una platicada en la parada del autobús, si esa en la foto fue donde tomamos el autobús para regresar a Rio.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s