El verdadero Carnaval

Con carnaval piensas en desfiles, presentaciones, feria, fiesta, colores, música, disfraces majestuosos y mujeres bailando samba mostrando mucha piel.

Nunca me imagine la verdadera fiesta de carnaval.

No toda la población gusta del carnaval, en especial en el sur de Brasil en donde no es tan fuerte la tradición. Pero al final de cuentas todos anhelan esa semana de vacaciones, ya sea para volverse locos o para descansar de la vida diaria.

Y cuando digo que lo anhelan por todo el año, es verdad. Para las personas que lo disfrutan, es una necesidad de desquitar todo un peso que llevan dentro, soltarlo en energía ‘sambera’, cubriendo su identidad con la abertura de ser quien quieran ser, tomar a las 8 de la mañana y dejar de tomar en la madrugada y así seguirle por 5 días.

Empecé a leer el Laberinto de la soledad de Octavio Paz comenzando el viaje, en un capitulo enfoca el ritual de la fiesta del mexicano como una ceremonia de vida y muerte. Pero totalmente lo pude relacionar con el concepto de una fiesta en general en especial creo que se apego a lo que se vive en el Carnaval.

“En esas ceremonias – nacionales, locales, germinales o familiares- el mexicano se abre al exterior… revelarse y dialogar…. Descargar su alma.” (O.Paz, pg. 53)

“La sociedad comulga consigo mismo en la Fiesta” (O. Paz, pag. 36)

“…el brillo que alcanzan, el entusiasmo con que todos participamos, parecen revelar que, sin ellas, estallaríamos” (O.Paz, paga.57)

“no es nada más un regreso a un estado original de indiferenciación y libertad; el mexicano no intenta regresar, sino salir de sí mismo, sobrepasarse.” (O.Paz, pag.57)

El brasileño se revela, se descarga, se comulga, se libera, se sobrepasa, regresa a la vida y vuelve a morir.

El verdadero carnaval, fuera del sambodromo, que es donde el mayor porcentaje de gente se encuentra consiste en distintas fiestas organizadas por ‘blocos’. En distintas calles de la ciudad un grupo de personas se organiza para liderar la fiesta arriba de un carrito con música ya sea banda vivo, solo cantantes y a veces lo acompañan bailarines y demás. Delante y atrás de ellos los van siguiendo una masa de zombies alegres que danza, toman, sudan, cantan, ríen, besan y más…

La ciudad cierra, las tiendas y sus ventanales se protegen pues la multitud llena las avenidas con colores, gritos y locura. La ciudad esta en zombi fiesta, fiesta en las cafeterías, fiesta en la playa, fiesta en la plaza, fiesta en una avenida, fiesta en el metro, fiesta en el camión, fiesta con el policía, fiesta con todos.

Vez a la gente con los disfraces más creativos, o solamente con un bikini, mucho hombre se visten de mujer, otras personas se visten en grupo, vez a la raza cargando sus hieleras por el metro, o en su espalda con un camelback lleno de catuaba, miles y miles de vendedores ambulantes girtando “cerveja, skol beats!! cerveja, skol beats!!”.

———–

Lo disfrute los primeros dos días y después le bajamos la intensidad y cambiamos de aires para ir a ‘turistear’, un poco de fiesta moderada hahaha realmente yo se que la mayoría que me lee ahorita es la fam, así que tranqüilos hahaha disfrutada “sanamente” mis amigos, entre comillas porque claro que no fue 100% sana, pero a lo que me refiero es que todo controlado y buena onda.

El primer día de fiesta, ya casi al final del bloco en Copacabana ya estaba en party mood, una amiga me jala y de frente una cámara de televisión y una reportera, mi amiga: “ela é mexicana!!!” y pues me pregunto unas cosillas en general como estaba el carnaval y quien sabe que… la verdad fue tan rápido y chistoso, más todo bien solo respondí “Tudo bom!! Amo carnaval!!!” o algo asi… hahaha. Pues resulta que salí en la T.V HAHAHAHAHA y de las 20 personas que conozco en Brasil me llega el mensaje de mi maestra de portugués un día después:

Screen Shot 2016-02-26 at 3.42.15 PM

Que cooooooisas (me reí en fuerte)… Lo bueno es que no esta público, aunque si me quede con curiosidad de verlo hahaha.

Hubo otros días que quería tanto hacer todo un reportaje e ir a entrevistar a distintas personas, pero por varias razones como: ir en un grupo, no tener un lista de preguntas pensadas, no lleve mi cámara los primeros días y más… Que deje irlo y solo preguntar un poco a mis amigas, taxistas y demás.

Y así fue… días de risas, asombro, caminadas, mucho calor, locuras y sei lá….

¡¡Disfrutada la fiesta brasileira!!

20160206_073639

 

 

Advertisements

2 thoughts on “El verdadero Carnaval

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s